Algunas veces solo se necesita el enfoque correcto para lograr tus metas de ejercicio. Aquí tienes seis pasos para que tu rutina de ejercicio sea más efectiva. 

Es el momento de evaluar nuestras metas, establecer objetivos nuevos o volvernos a comprometer para conseguir metas pasadas. Si estás leyendo esto y sabes que tus hábitos viejos son difíciles de romper, es el momento de cambiar y darle un enfoque nuevo a tu rutina de ejercicio. Un cambio a tu rutina de ejercicio puede ser lo que necesitas para motivarte y emocionarte para ponerte en forma. Algunos obstáculos pueden ser simples, pero cuando se trata de ponerte en forma y saludable, hasta los cambios más pequeños pueden marcar la diferencia.

Hagamos que esos nuevos hábitos saludables se conviertan en resultados positivos.

Cambia tu rutina de ejercicio paso a paso

Escríbelo
Pregúntate cuáles son las tres metas específicas que quieres lograr  y escríbelas. Asegúrate de tener una forma de controlar tu progreso, como un control de composición corporal (te informamos)

Cuanto más específica sea tu meta, mejor. Si eres nuevo en las actividades físicas, comienza poco a poco y progresivamente. Sé práctico y realista sobre tus metas de actividad. Cualesquiera que sean tus metas, escríbelas. Muchas personas me han dicho que han logrado sus metas de ejercicio cuando tienen metas específicas y revisan su progreso. Escribe el significado de tus metas. ¿Significan que te sientes con energía, que luces mejor o que has logrado cierta actividad en un tiempo específico? Mientras desarrolles más oportunidades para medir y registrar tu éxito a lo largo del año, más oportunidades de que los cambios que realices sean a largo plazo.

Olvídate del pasado
Es tiempo de que pongas cualquier intento fallido de dieta y ejercicio en el pasado y que te conectes con el presente. Ahora que has escrito tus metas, adelante con ellas. Es el momento que te enfoques solamente en el hoy y que dejes a un lado el pasado. Una vez que te comprometes a estar presente en las decisiones de hoy, podrás tener éxito más fácilmente. Cuando te despiertas cada mañana, piensa que hoy es el único día que cuenta (sin importar si te olvidaste de tu dieta por completo la noche anterior). No más promesas para mañana. Logra lo que realmente te importe hoy. 

Mezcla tu tiempo de ejercicio
Si siempre haces ejercicio en la mañana, trata de agregar una sesión de ejercicios por la tarde o viceversa. Si nunca haces ejercicio por la mañana, trata de incorporar una sesión a tu horario. A veces el cuerpo necesita que lo empujes y lo retes fuera de su rutina usual. Puede que te des cuenta que una hora en particular funciona mejor de lo que originalmente pensabas. Todos somos diferentes y el cuerpo funciona mejor a diferentes horas del día. Experimenta y trata de encontrar el momento del día cuando estás bien despierto y te sientes con energía, y conviértelo en tu hora de hacer ejercicio. Puede que te des cuenta que empujas más al cuerpo a esta hora, quemas más calorías y obtienes más beneficios de tu rutina de ejercicio.

Aumenta la intensidad
¿Quién dice que necesitas pasar horas en el gimnasio para lograr tus metas de ejercicio? Mantén tu rutina de ejercicio corta y ponte a sudar. Durante los dos últimos días de la semana, realiza una rutina de ejercicio de intervalo que te deje sin respiración. Cuando la intensidad de tu rutina es alta, puedes hacer que dure de 15 a 30 minutos. Esto es perfecto para aquellos que tienen un horario ocupado o que siempre tienen la misma excusa de no tener tiempo para hacer ejercicio.

Agrega pesas
Las rutinas de entrenamiento cortas y efectivas deberían de ser tu nuevo enfoque de ejercicio, especialmente si tienes un estilo de vida agitado. Desarrollar masa muscular magra debería de ser parte esencial de cualquier programa para ganar o perder peso. Si actualmente utilizas pesas en tu rutina de ejercicio, trata de aumentar el peso. Si eres un principiante, asegúrate que estas usando pesas cómodas que te permitan tener una buena postura. No te asustes al pensar que vas a desarrollar un cuerpo grueso al levantar pesas pesadas. En mi opinión, levantar pesas muy livianas que no se sienten como un reto por muchas repeticiones es una pérdida de tiempo. 

Divierte hacienda ejercicio
Crear hábitos saludables y crear una rutina sólida es esencial, especialmente cuando estás comenzando un plan de ejercicio. Pero esto no tiene que ser predecible y aburrido. Cuando te encuentras estancado en la misma rutina vieja, usualmente tu mente se cierra y eres menos productivo en tus labores. El objetivo es tratar de mantener al cuerpo adivinando, probando actividades nuevas, cambiando tu rutina de ejercicio, divirtiéndote con un amigo en el gimnasio o agregando un reto de ejercicio semanal. Cuanto más divertida sea tu rutina de ejercicio, más vas a querer realizarla. Hacer ejercicio no tiene que ser aburrido para ser efectivo.

Redactado por Samantha Clayton, AFAA, ISSA Directora Senior de Educación Física Mundial. Samantha es Directora de EducaciÛn Física en Herbalife.

 


Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies